Valientes anónimos

Queridos escépticos... Sois unos mierdas, fascistas, intolerantes, nazis y me cago en vuestra puta madre. Eso sí, no espereis que firme con algo que me identifique, yo no pierdo el tiempo con gentuza.

No olvides leer nuestra presentación para saber de qué va esto.

viernes, noviembre 03, 2006

Qué valiente soy cuando nadie sabe quién soy

El anonimato, cuando sirve al insulto y la amenaza, es la máscara del cobarde impotente que quiere destruir aquello con lo que no está de acuerdo, al sentirse incapaz de enfrentar sus puntos de vista con aquellos que no le gustan.

Es una actitud destructiva y que, lamentablemente, es especialmente popular en la red de redes, Internet. En lugar de fomentar el debate, quieren imponer sus opiniones a golpe de insultos e, incluso, de amenazas. Muchos de ellos son conocidos trolls irredentos, otros, simples curiosos que se creen muy graciosos dejando caer comentarios con líneas de insultos que nada tienen que ver con lo que el autor escribió.

Quien más y quien menos, todo aquel que tiene una web con comentarios abiertos, ha sido insultado en algún momento. Muchos optan por limpiar la basura y eliminan esos comentarios. Valientes anónimos se lanzan entonces feroces chillando por la "censura", algo tan ridículo como si los vecinos le gritaran al que tira la basura de su casa al contenedor apropiado. Sin embargo, esta actitud que nos parece ridícula, es enormemente popular en Internet.

¿Es que se vuelve imbécil la gente cuando cree que se escuda tras una pantalla? Pues es muy probable, viendo los comportamientos tan infantiles que exhiben muchos de los navegantes cuando están en web ajena. ¿Se comportarán igual cuando un amigo de un amigo les invite a tomar algo en su casa? No. Porque entonces no son anónimos, y los cojones que utilizan en la red para esparcir su mierda, se los ponen entonces de corbata.

En este sitio web educativo, vamos a exponer ejemplos reales de la memez a la que se puede llegar cuando uno se cree muy valiente por creerse anónimo.

29 Comentarios:

  • Uhm, tomo nota. Yo escribía bajo relativo anonimato. Más que nada por razones profesionales, si bien es cierto que mi primer y más fiel lector es, precisamente, mi jefe directo. No obstante no me quiero disculpar al decir esto porque confiaba en la complicidad que tenemos y en su natural discreción.

    En fin, desde el 24 de Noviembre ando desenmascarado al publicar mi nombre extrablogosférico, Francisco Javier Pineda Alburquerque, en una entrada. A pesar de ello seguiré escribiendo bajo el nombre de Leónidas porque me hace gracia, pero ya con la cabeza bien alta sabiendo que no me escondo.

    Por cierto, lo de Randi, el gato de Bélmez, genial. Aunque nada tenga que ver con esta entrada hacía mucho tiempo que te lo quería decir.

    Un abrazo.

    (Jo, estreno comentarios, qué ilusión)

    Por Anonymous Leónidas Kowalski de Arimatea, el 12/05/2006 09:14:00 p. m.  

  • Hola,

    He discutido con Gerardo en alguna ocasión y he sido y sigo siendo, anonimo. Debo confesar que Gerardo ya me dió el buen repaso que me merecia y que he bajado mucho del burro. Quizá, conoceros me acabe por hacer mejor persona, quizá incluso sirvar para ser más feliz conmigo mismo. En cualquier caso, no creo que el anonimato cambie esto.

    Lo que quiero decir es que, quizá haya dos formas de anónimo. El que relatais, que seguro que conoceis mejor que yo, y los que nuestro pseudonimo (o falta del mismo, cuando la hubo) solo sirve para que nuestra vida privada se mantenga ahí, en la privacidad. En mi caso, estoy rodeado de gente que, si se enteresan de que me dedico a decir algunas de las tonterias que digo (y por desgracia, tambien algunas de las cosas inteligentes que he dicho alguna vez) me harian la vida algo más dificil.

    Por esta razón opto por el anonimato, convirtiendo a mi personalidad virtual en un escudo para poder permitir que mi autentico yo, ese que no quiero que quienes me rodean conozcan, logre esa libertad que lleva años reclamandome y que nunca he sabido darle.

    Pido disculpas si esto ofende, pero pienso seguir en el anonimato (aunque me tachen de cobarde) eso sí, tambien creo que es más anonimo mi nombre real, por el que se nombra a quien la gente cree conocer, que mi nombre virtual, por el que se me nombra a mí.

    Ya lo explicaré mejor en mi propio blog que ya me he enrollado, como siempre.

    Saludos a Lola, te he leido en alguna ocasión y me pareces admirable. Recuerdos a Gerardo.

    No Creo Gerardo

    PD Me he cambiado en Pseudonimo, no por estetica, sino por que este tiene una historia que ya contaré cuando proceda y por que "No Creo Gerardo" nació como nombre de una guerra contra alguien que se ha ganado mi respeto y admiración y que por tanto, no se librará jamás.

    Por Anonymous Inconformista, el 12/14/2006 02:42:00 p. m.  

  • Huy, pero tu anonimato no tiene nada de cobarde, hombre, no es de esa clase.

    Saludos

    Por Blogger Gerardo, el 12/26/2006 01:34:00 p. m.  

  • Hombre, no se si tomarmelo como recochinio o como palmadita en la espalda, la verdad. Sera que no domino esto de hablar sin ver la cara ni notar las inflexiones de la voz.

    Me lo tomo en serio, por venir de quien viene y, sinceramente, leyendo otros anonimos me quito el sombrero, una vez más, ante tu razón, yo, al menos, me estoy currando una personalidad (virtual, pero mia a fin de cuentas) a la que poder poner verde, mandar mails obscenos o lo que te venga en gana.

    Un saludo, como siempre.

    Por Anonymous Inconformista, el 12/27/2006 04:26:00 p. m.  

  • creo que una cosa es tener una "personalidad internauta" por motivos profesionales y demás, y otra el poner a parir a alguien que generalmente no conoces y no dejar huella... o poner de hoja de perejil a alguien que conoces y tampoco dejar huella... el que tiene la lengua larga, ha de tener las costillas duras!!! pero bueno, yo no digo mi nombre, pero sí que dejo huella...
    saludos, LJN

    Por Anonymous LJN, el 12/28/2006 04:32:00 p. m.  

  • He recibido varios de estso anónimos en mi blog de Live Spaces. Si quereis os dejo algunos, aqui van:

    "tu t crees k todas las xicas somos unas warras k siempre estamos pensando en algo relacionado con el sxo y todo eso todo lo k lees lo tienes k convertir en mieda y en un insulto para alguien k tu solo sabes insultar VES CAMBIANDO X K NO ME EXTRAÑA K LAS XICAS NO T KIERAN"

    "A VER, HIJO DE PUTA FASCISTA DE MIERDA, NO SE K KOÑO PINTA LA HOZ Y EL MARTILLO EN ESTA PÁGINA DE PUTREFACTA, JODIDO FACHA, Y KITA LA BANDERA REPUBLICANA, K LA ENSUCIAS KON TU OLOR DE CERDO NAZI. KOMO ME ENTERE DE KIEN ERES, Y NO KITES LO K TE HE DICHO, PASARÁS A SER OBJETIVO EN LAS LISTAS DE LA KALE BORROKA, ESTA AVISADO, PUTO CHAKETERO, SUBNORMAL, K ERES UN NIÑATO K NO SABE DE K ABLA NI DONDE SE METE. KAPULLO, DAS PENA, Y POR LO VISTO TAMBIEN ERES UN ANALFABETO POLÍTICO. GILIPOLLAS"
    Los podeís ver en http://alxsalamanca.spaces.live.com

    Ey, me ponen mazo. Yo por lo menos tengo huevos a dejar mi nombre y mi foto en ese espacio, aunque lsoq ue están en el anonimato pero tieenen un pseudimo virual no me parece que hagan nada malo, lo peor son esos malditos (sin nombre) que encima no te dejan página de referencia. Bonito objetivo, el de este blog.

    Por Anonymous El Suicida, el 12/28/2006 05:46:00 p. m.  

  • Yo no iba de anonimo por la blogosfera, pero si ocultaba mi identidad por los mismos motivos que Leonidas (aunque mi jefe directo no me leía). Pero alguien -no quiero acusar a nadie pero su nombre empieza por "Leo" y termina por "nidas"- se ha encargado de irlo difundiendo. No, fuera bromas, la verdad es que no me importa que se sepa, lo que ocurre es que soy muy timido, y me da corte.
    En cuanto a los comentarios anónimos, no sé de que tienen miedo, hasta donde yo alcanzo las hostias virtuales todavía no existen.

    Por Anonymous Javi, el 12/28/2006 07:25:00 p. m.  

  • yo tengo unos cuantos anónimos que me han puesto a parir, me han amenazado y esas cositas... y como no han dejado huella les he contestado en mi space... es lo que tiene no callarse nunca!! yo nunca llegué a amenazar, sólo contesté a lo que se me decía, me defendí... y no, yo tampoco conozco las hostias virtuales... jeje
    el comentario del tío ese que publica el suicida me hizo mucha gracia. dice que no tiene ni idea de política y el otro me mezcla los churros con las meninas... vale que yo tampoco tengo ni idea pero creo que un nazi o un facha no tendrían la hoz y el martillo en su página no?? yo no soy de ningún bando, porque no entiendo de política, pero creo que la simbología esa y el fascismo no tienen mucho que ver, no? o me equivoco? si me equivoco, perdonad, ya he dicho que no sé de política...
    en fin, me gusta este blog, que siga así!!
    saludos y feliz año, LJN

    Por Anonymous ljn, el 1/03/2007 03:23:00 p. m.  

  • En una palabra yo defino este proyecto como algo (INTERESANTE)les deseo suerte.

    Por Anonymous Anónimo, el 1/21/2007 07:55:00 a. m.  

  • Deberíais prohibir los comentarios anónimos en este blog al menos, hombre.

    Por Blogger El Suicida, el 1/21/2007 04:06:00 p. m.  

  • El Suicida: ¿Y perder la ocasión de usarlos como entradas? :)

    Volviendo al tema del anomimato...

    Hay anónimos y anónimos. Para desear mantenerse en el anonimato por la causa que sea, cada uno tendrá sus motivos y no creo que ejercer esa posibilidad tenga connotaciones peyorativas per se.

    No, el problema es usar el anonimato para tirar la piedra y esconder la mano, que es claramente lo que se está balconeando aquí. Es decir, pretender realizar una ofensa personal sin que el otro sepa quién ha sido.

    No se dan cuenta, claro, de que ese desahogo impulsivo obra casi siempre el efecto contrario al deseado. Para demostrarlo está este blog en el que se convierten esos gestos de falsa omnipotencia en motivo de escarnio.

    Contra los anónimos cuya intención no es ésa sino simplemente quizá discutir un tema sin que la identidad propia tenga por qué aparecer, no tengo nada en general; sólo en particular contra aquéllos que no utilizan ni siquiera un nick o que lo cambian a cada comentario, por la confusión de identidades que eso genera. Si acabas por no saber si estás discutiendo con una persona o con cuatro y el o los anónimos en cuestión no tienen voluntad de aclararlo, el resultado neto no es muy distinto del caso anterior. El deseo de confundir también lo considero trolleo.

    -- Pedro Gimeno

    Por Anonymous Pedro Gimeno, el 1/21/2007 07:32:00 p. m.  

  • Cada cual tiene su punto de vista sobre el tema de los anónimos, pero el que alguien "tire la piedra" no implica que quiera "esconder la mano".

    ¿Nunca os habéis planteado la hipótesis de que realmente hay gente que se ofende al leer lo que escriben los "excépticos", y contesta desde la indignación más sincera (y a veces justificada)?

    Si ha caído ahí por Google buscando fotos de san Íker y no va a volver nunca más, ¿qué más da que ponga su nombre real, un nombre inventado, un alias o simplemente "Anónimo"?

    A mí me parece que este blog, que es un documento antropológico muy interesante, tiene un defecto estructural. Y es que un señor que suelta rutinariamente lindezas como "saludos a todos mis lectores no gilipollas" tome la palabra para "exponer ejemplos reales de la memez a la que se puede llegar".

    Obviamente, el caso de Lola es distinto.

    Por Blogger Pedro Terán, el 1/24/2007 01:53:00 a. m.  

  • "¿Nunca os habéis planteado la hipótesis de que realmente hay gente que se ofende al leer lo que escriben los "excépticos", y contesta desde la indignación más sincera (y a veces justificada)?

    Si ha caído ahí por Google buscando fotos de san Íker y no va a volver nunca más, ¿qué más da que ponga su nombre real, un nombre inventado, un alias o simplemente "Anónimo"?
    "

    Pues sí que da, porque si todos hiciéramos lo mismo cuando algo nos ofende y nos indigna, acabaríamos con una media en la cabeza quemando casas de ministros, iglesias y, en general, justificando cualquier barbaridad anónima en el "qué más da si no va a volver". Sin embargo, estarás de acuerdo conmigo en que actuar así nos convierte en salvajes (y cobardes, además, por escondernos, para que no se nos pueda culpar de nuestros actos).

    La indignación no justifica los actos de vandalismo, y aunque puedas pensar que "unos insultos de nada" no entran en esa categoría, de sentirse impune tras una pantalla a sentirse impune dentro de una media, el camino puede ser demasiado corto si se da la "estimulación" suficiente.

    Saludos. Lola.

    Por Blogger Lola, el 1/24/2007 10:15:00 p. m.  

  • Me está pareciendo que me intentas aplicar las mismas técnicas en las que tú no sueles caer.

    La indignación, los insultos, el vandalismo, la quema de casas de ministros, todo es lo mismo, y además una consecuencia necesaria de mi posición. Pero qué irresponsable que soy.

    Y eso que ni he mencionado nada de insultos.

    Saludos.

    Por Blogger Pedro Terán, el 1/26/2007 09:08:00 p. m.  

  • "Me está pareciendo que me intentas aplicar las mismas técnicas en las que tú no sueles caer."

    No sé de qué hablas.

    "La indignación, los insultos, el vandalismo, la quema de casas de ministros, todo es lo mismo, y además una consecuencia necesaria de mi posición."

    No, lo que dije fue:

    La indignación no justifica los actos de vandalismo, y aunque puedas pensar que "unos insultos de nada" no entran en esa categoría, de sentirse impune tras una pantalla a sentirse impune dentro de una media, el camino puede ser demasiado corto si se da la "estimulación" suficiente.

    Fíjate en el puede de mi texto en cursiva. No he dicho que sea una consecuencia necesaria, sino que puede serlo. Verás, no sé qué tipo de gente conoces tú, pero sí sé qué tipo de gente conozco yo, y de entre ellos, los que sé que van de anónimos por la vida, no les tengo precisamente por conductas ejemplares fuera de Internet. Ya sabes, queman papeleras, destrozan bancos de los parques y apedrean animales abandonados por pura diversión (y vigilando que no les vea nadie), porque no puedes denunciarles al no tener pruebas de lo que han hecho. Les mandas a tomar por culo de frustración ante la incapacidad de hacer entrar un poco de respeto por lo que es de todos en su estropeada cabecita.

    Eso es ser anónimo en la vida real. Y sin necesidad de sentir indignación por nada. Cuando la han sentido, han pasado a romper cristales o pinchar ruedas.

    Sí, he tenido la desgracia de conocer a algunas de las personas que conozco (y de las que hace tiempo que no quiero saber nada), y es por ello que pienso lo que pienso del anonimato cobarde, el que se emplea para no dar la cara molestando, ensuciando y a veces destrozando espacios de otros, o de todos, sea en Internet o en la vida real.

    Si tú tienes la suerte de no conocer a gente así, felicidades.

    Recuerda que en esta web no se habla ni da ejemplos sobre el "anonimato pacífico", que quizá tenga su motivación en la timidez o la inseguridad pero que igualmente aporta en las conversaciones. Se habla de las conductas destructivas, de lo ridículas que son y también, en ocasiones, se pone de manifiesto que no son necesariamente inofensivas (por ahí hay uno en el que se reproduce una amenaza a Javier Armentia, te recuerdo).

    Irresponsable o no, te lo has dicho tú solo.

    Saludos. Lola.

    Por Blogger Lola, el 1/27/2007 03:30:00 p. m.  

  • Dice mi tocayo Terán:

    «La indignación, los insultos, el vandalismo, la quema de casas de ministros, todo es lo mismo, y además una consecuencia necesaria de mi posición. Pero qué irresponsable que soy.»

    Caramba, cualquiera diría que te sientes aludido. Y eso que Lola no ha mencionado en ningún momento que eso se aplique a ti.

    -- Pedro Gimeno

    Por Anonymous Pedro Gimeno, el 1/27/2007 06:53:00 p. m.  

  • Un claro ejemplo de pacifismo y civismo valiente (y sin más armas que los argumentos, claro) es el de la poli, sobre todo cuando es secreta ;-)
    LJN, de política yo tampoco entiendo (total, ¿qué?) pero sin ánimo de generalizar puedo decirte que he visto auténticas muestras de fascismo tras una hoz y un martillo; fantasmas siempre hubo.
    Saludos.

    Por Anonymous Inadaptado, el 2/21/2007 05:20:00 p. m.  

  • Bueno, vamos a ver. En realidad tan anónimo es el que aparece como "Anónimo" como el que pone un nombre.
    En primer lugar porque el que pone un nombre puede poner un nombre distinto del suyo verdadero.
    En segundo lugar, aunque fuese posible obligarle a poner su verdadero nombre, eso es tan anodino que no se le puede identificar.
    Por ejemplo, la dueña de este blog dice llamarse Lola. Puede ser verdad. Pero es un nombre tan corriente que sigue sin estar identificada.

    Por Anonymous Fernando, el 11/06/2007 11:54:00 p. m.  

  • blops, lo tuyo es de un infantil que ya da vergüenza.

    Mi "firma" en Blogguer es un simple "Lola", pero eso apunta a mi perfil, donde además doy mis apellidos. Además, hay una fotografía. Y en el registro a Blogger, disponible bajo petición de un juez, hay más datos aún.

    Supongamos que me lo hubiera inventado todo. ¿Dónde está la "verdadera" Lola Cárdenas Luque que no me ha denunciado ya por usar su nombre, apellidos y fotografía para hacerle responsable de lo que yo escribo?

    Si yo no puedo demostrar que soy "Lola Cárdenas Luque", la "verdadera" ya me hubiera metido un buen paquete. Si no lo ha hecho... A lo mejor somos la misma persona.

    Veo que has asimilado bastante mal que te trate como lo que eres: un anónimo sin cara. Y mira que te di la oportunidad de resolverlo con una cita en vivo. Tú sabrás de qué tenías miedo.

    Lola.

    Por Blogger Lola, el 11/07/2007 02:08:00 a. m.  

  • ...te saltaran los dientes de un guantazo...

    Bueno, a lo mejor te lo saltarían a ti.
    Pero todo esto es violencia y eso es algo poco civilizado. Seamos cívicos: recurramos a los tribunales.
    Y en cuanto a los tribunales, me parece que la única sentencia es la que condena a Gamez a pagar una indemnización de 6.000 euros.
    Gamez, paga.

    Por Anonymous Anónimo, el 11/29/2007 03:38:00 p. m.  

  • En relación con lo de "Lola Cárdenas Luque" lo cierto es que no tiene demasiada importancia si es o no tu verdadero nombre.
    Pero ya que lo has mencionado puede ocurrir:
    1º Puede que no exista ninguna "Lola Cárdenas Luque".
    2º Puede que existan varias "Lola Cárdenas Luque"
    3º Puede que exista una "Lola Cárdenas Luque", que no seas tú y que no conozca este blog.
    4º Y, finalmente, sí. También puede pasar que exista una sola y seas tú.

    Por Anonymous Pedro, el 11/30/2007 11:44:00 p. m.  

  • Anónimo, Gámez no ha sido precisamente anónimo al escribir sobre Benítez, y me parezca bien o no la condena, se ha hecho responsable de sus palabras y, en este caso, le ha tocado pagar. Ya me gustaría ver si alguno de vosotros tiene cojones de hacer lo mismo cuando nos insultáis continuamente: dar la cara y haceros responsables del resultado de denuncias por injurias. Pero me da que va a ser que no.

    Pedro, ya que te has puesto a hacer una enumeración innecesaria, te ha faltado al menos un caso más:

    Que existan varias "Lola Cárdenas Luque", y yo sea una de ellas.

    Sigue siendo irrelevante para lo que el anónimo, furioso por el resultado en otra entrada de otra web, ha venido a decir aquí.

    Lola.

    Por Blogger Lola, el 12/01/2007 05:39:00 p. m.  

  • Me gustaría saber que dirían los "escépticos" si algún familiar suyo (quizás su madre o su padre) fuesen uno de los odiados "magufos".

    Por Anonymous Anónimo, el 12/03/2007 10:01:00 p. m.  

  • Hay algo que los "escépticos" de ahora deberían conocer.

    En su libro El mundo y sus demonios, Carl Sagan habla del CSICOP y hace varias críticas. A Sagan no le hubiese gustado el tono agresivo e insultante de los escépticos de hoy.

    En dicho libro, Sagan dice:

    Y, sin embargo, la principal deficiencia que veo en el movimiento escéptico está en su polarización. Nosotros contra Ellos, la idea de que nosotros tenemos un monopolio sobre la verdad; que esos otros que creen en
    todas esas doctrinas estúpidas son imbéciles; que si eres sensato, nos
    escucharás; y si no, ya no hay quien te redima. Eso es poco constructivo. No comunica ningún mensaje.


    Más adelante:

    Quizá un uno por ciento de las veces una idea que parece no diferenciarse demasiado de las habituales de la pseudociencia resultará ser verdad.

    Más adelante:

    A mediados de la década de los setenta, un astrónomo al que admiro
    redactó un modesto manifiesto llamado «Objeciones a la astrología» y me pidió que lo firmara. Después de lidiar con las palabras, al final fui incapaz de firmar... no porque pensara que la astrología tenía algún tipo de validez, sino porque me pareció (y todavía me lo parece) que el tono de la declaración era autoritario.

    Por Anonymous Anónimo, el 12/03/2007 10:05:00 p. m.  

  • 3 de diciembre de 2007, 10:01:00 PM, ve y pregunta a uno de esos escépticos con comillas qué dirían si algún familiar suyo fuera uno de los odiados magufos con comillas. No vendría mal que dijeras qué entiendes por escéptico con comillas y qué entiendes por magufo con comillas. Sin ir más lejos, a mí, escéptico con comillas me sugiere personajes como Carballal, Bruno Cardeñosa, Iker Jiménez...

    Por cierto, ¿cómo sabes que los escépticos con comillas odian a los magufos con comillas? ¿Has preguntado a todos y cada uno de ellos, y todos y cada uno de ellos te ha hablado de ese odio?

    3 de diciembre de 2007, 10:05:00 PM, P para los amigos, copipasteando lo que puso en otro sitio y nadie le hizo caso, aunque me parece que eres el 3 de diciembre de 2007, 10:01:00 PM, te contesto independientemente.

    Sagan tenía sus propias ideas, como persona independiente que es, y eso nos pasa a muchos otros. Cada uno tiene su estilo, y pretender venir ahora con monsergas de buen rollito para decretar que los escépticos con comillas piensen y se comporten de manera uniforme, aparte de muy divertido (hubiera jurado que leí de insultones varios que ser una masa uniforme es negativo), tiene unos tintes autoritarios que no me gustan nada, sean quienes sean esos escépticos con comillas.

    Así pues, permíteme que no me fíe de tus intenciones de buen rollito trayendo aquí unos fragmentos pacificadores (que bien podías haber indicado edición, capítulo y página, no te costaba nada, en lugar de hacerme verificarlo para comprobar que no te lo inventas, ya que no me sé los libros de memoria), porque mi experiencia me ha demostrado que cuanto más cuidado y mejores formas he empleado en explicar mis posturas a personas claramente interesadas en abusar de los demás, más me han puteado y se han pitorreado de mí.

    Y, para finalizar, no sé quién te has creído que eres para decretar si a Sagan le hubiera gustado o no el tono agresivo e insultante de los escépticos de hoy (vaya, ahora lo pones sin comillas). Por cierto, ¿de todos? ¿Conoces a todos los escépticos del mundo y has visto que todos ellos usan un tono agresivo e insultante? Qué fácil es generalizar, ¿verdad?

    Sea como sea, anónimos del 3 de diciembre, vuestros comentarios se conocen como "falacia del trapo rojo" y "tu quoque". Brevemente: Que os habéis salido por la tangente. Vuestro tema no es el tema de la entrada, y yo he dado unas explicaciones por respeto, no porque tuviera que darlas, ya que no habeis respetado las reglas del debate limpio.

    Lola.

    Por Blogger Lola, el 12/04/2007 11:00:00 a. m.  

  • Las citas de Carl Sagan son de su libro El Mundo y sus demonios, que se puede descargar en formato pdf de la siguiente dirección:

    http://www.uruguaypiensa.org.uy/imgnoticias/964.pdf

    Por Anonymous Anónimo, el 12/29/2007 02:12:00 a. m.  

  • Dichas citas aparecen en las siguientes páginas de dicho libro: 287, 289 (la tercera cita también de dicha página 289)

    Por Anonymous Anónimo, el 12/29/2007 02:21:00 a. m.  

  • Si recibo algo así, puedo colaborar contigo?

    Anónimo... XD XD

    Por Anonymous Anónimo, el 12/26/2008 07:07:00 p. m.  

  • Que bien , por fin un lugar donde soy anonimisimo ó (a), XD, XD, :D, :), :/... gracias

    Por Anonymous Anónimo, el 5/30/2011 06:46:00 a. m.  

Publicar un comentario



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Inicio